ÉTICA, RSC Y COMPLIANCE: UN TRINOMIO INDISPENSABLE PARA UN TURISMO RESPONSABLE

codigo-etico-omt

Un trinomio indispensable para un turismo responsable y sostenible, que se materializa en la elaboración de un Código Ético o bien, en su necesaria renovación a partir de la última reforma del Código Penal de 2015.

En este post te explicamos brevemente qué es un Código Ético, cuál es la relación entre “Compliance” (cumplimiento legal, en inglés), y RSC (Responsabilidad Social Corporativa), para qué sirve y qué contenido básico debería incluir. También introducimos el Código Ético Mundial del Turismo de la OMT (Organización Mundial del Turismo) y la reciente alianza entre el Pacto Mundial de Naciones Unidas y la OMT para promover los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), inspiradores para guiar nuestra labor en el terreno que nos ocupa.

¿QUÉ ES UN CÓDIGO ÉTICO?

El Código Ético, en el contexto de la última reforma del Código Penal (2015), es el documento normativo más relevante de la organización que recoge el conjunto de sus compromisos corporativos. Constituye el instrumento clave para hacer pública su cultura ética e interés por gestionar los negocios teniendo en cuenta las preocupaciones e impactos de grupos de interés a quienes afecta, incluido el medioambiente. En este post vamos a resumir las cuestiones fundamentales a considerar para elaborarlo de forma práctica.

Establece la misión, visión y valores que guían a la compañía y sus obligaciones frente a  sus “stakeholders” (grupos de interés). Su ámbito de aplicación se extiende a todos los niveles de la empresa (órganos de administración y control, cargos directivos y todo el personal) en el desarrollo de sus funciones en cualquier empresa del grupo (filial y participadas), en cualquier lugar del mundo (tanto local como internacional) y, cuando sea posible, a los proveedores, distribuidores y clientes de la empresa.

El código es público y accesible a todos los que, de una forma u otra, tienen interés o relación con las actividades de la empresa.

¿CUÁL ES LA RELACIÓN ENTRE COMPLIANCE (CUMPLIMIENTO LEGAL) Y RSC?

Compliance es el programa de cumplimento legal penal que surge a raíz de la última Reforma del Código Penal. Se concreta en un sistema de prevención y gestión de riesgos penales que las empresas están obligadas a observar. Tiene que ver por tanto, con la prevención de los 31 delitos que expresamente señala la ley, destacando:

–          Corrupción:

  • Blanqueo de capitales (art. 302)
  • Tráfico de influencias (art. 430)
  • Cohecho (art. 427)

–          Fraude fiscal: Delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social (art. 310 bis)

–          Delitos contra el mercado y los consumidores (art. 288)

–          Delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente (art. 327 y 328)

–          Delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros (art. 318 bis)

–          Publicidad engañosa (art. 282)

–          Delitos contra la propiedad intelectual e industrial (art. 288)

El Código Ético constituye uno de los elementos clave para prevenir y gestionar los riesgos penales de una empresa. 

La RSC, que no es de obligado cumplimiento, es la expresión de una voluntad honesta y coherente por hacer las cosas de forma correcta aspirando a equilibrar lo mejor posible los intereses y preocupaciones de todos los grupos de interés. La estrategia RSC debería de velar por la gestión ética y responsable del conjunto de la organización. Es la RSC la que nos recuerda que los atajos, las lagunas y las ingenierías financieras, aun pudiendo ser legales, distan mucho de la ética y de la buena práctica empresarial.

¿PARA QUÉ SIRVE UN CÓDIGO ÉTICO?

Las principales funciones del Código Ético son:

  • Aumenta la sensibilidad ética, el buen juicio y establece que el comportamiento ético es la norma básica de la organización;
  • Fomenta el coraje moral de las personas facilitando la toma de decisiones en caso frente a dilemas éticos;
  • Reafirma y contribuye al sentido de identidad de una organización;
  • Es el instrumento básico para definir y hacer público el compromiso de la empresa con la ética;
  • Ayuda a gestionar y minimizar los riesgos penales de acuerdo con la reforma del Código Penal;
  • Es una guía substancial para todos cuando se dan situaciones de conflicto de intereses u otras situaciones de riesgo;
  • Protege a los profesionales frente a ciertas presiones (por ejemplo, la presión del ahorro de costes para optimizar beneficios, recuérdese caso Volkswagen);
  • Ayuda a coordinar mejor los esfuerzos por establecer unas bases comunes para la gestión desde todos los departamentos;
  • Sirve para definir las responsabilidades de los miembros respecto a su lugar de trabajo o profesión;
  • Es una herramienta pedagógica potente.

¿CÓMO DEBERÍA SER UN BUEN CÓDIGO ÉTICO?

Para maximizar su utilidad, el código ético debería ser:

–          Construido desde y con la implicación de los altos cargos de la empresa;

–          Consensuado en su elaboración y aceptado por todas las personas que la integran y, a ser posible por los grupos de interés más críticos,

–          Un trabajo en equipo, impulsado y coordinado por el Comité de Ética y/o el departamento RSC y/o el “compliance officer”.

–          Dinámico y flexible: debería de ser un documento vivo que se enriqueciera con las circunstancias y dilemas que se viven día a día en la empresa y que se adaptara  a los cambios del entorno donde se opera.

–          Capaz de canalizar la preguntas, sugerencias o “apelaciones” al Código.

¿CUÁL ES EL CONTENIDO BÁSICO QUE DEBE INCLUIR?

El contenido suele estructurarse en función de los grupos de interés o en función de los temas, de los cuales no pueden faltar:

–          Principios generales y requerimientos de conducta

–          Cumplimiento legal

–          Protección derechos humanos y laborales

–          Conflicto de intereses

–          Prevención de la corrupción y transparencia

–          Medioambiente, seguridad y salud

–          Tratamiento de la información y criterios de privacidad

–          Ejecución y control de Compliance

–          Canal de denuncias y quejas

Los principios del Pacto Mundial de Naciones Unidas “Global Compact” constituyen una guía básica del contenido indispensable que debería incluir. Consultar http://www.pactomundial.org/

EL CÓDIGO ÉTICO DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DEL TURISMO (1999)

En el ámbito del turismo responsable y sostenible este estándar es el marco fundamental de referencia. De adhesión gratuita, previo compromiso de implementar los 10 principios que establece y de enviar al semestre de la adhesión un informe de las iniciativas emprendidas para su consecución.

La firma del Compromiso compromete formalmente a las empresas a salvaguardar una serie de principios éticos relacionados con la sostenibilidad y el desarrollo responsable de las prácticas del turismo tales como respetar los derechos humanos, promover la lucha contra la explotación de las personas y del medio ambiente, la igualdad de género, la accesibilidad, así como promover el respeto de las comunidades locales y los derechos de los trabajadores.

La adhesión supone además  un esfuerzo de promoción  del Código Ético al sector, a socios, proveedores, clientes, empleados y accionistas. El acto de firma del Compromiso requiere de la presencia del Secretario General de la OMT por una parte, y la máxima autoridad de la empresa firmante, ya que se trata de un acto público de declaración de intenciones.

¿QUÉ ES LA ALIANZA “TURISMO RESPONSABLE: UN COMPROMISO DE TODOS”?

El Pacto Mundial de Naciones Unidas y la OMT (Organización Mundial del turismo) como interlocutores del sector privado han firmado esta alianza para enfocarse juntos hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda de Desarrollo 2030 . A través del fomento de la Responsabilidad Social en las empresas y asociaciones profesionales del sector turístico, aspiran a promover el compromiso real duradero de los agentes del sector con los principios éticos y universales con el fin de desarrollar un turismo responsable y sostenible 

¿TE AYUDAMOS A ELABORAR O MEJORAR TU CÓDIGO ÉTICO?

Si quieres desarrollar un código ético, re-versionar el existente incorporando las directrices de la nueva reforma de Código Penal o, adherirte al Código Mundial del TurismoSegundoMundo te puede ayudar. Contamos con equipo legal (experto en Compliance) y de RSC para construir un marco normativo práctico y comprensible para todos.

Fuentes consultadas:

–          The Ethics Codes Collection (ECC) database, Center for the study of ethics in the professions, Illinois Institute of Technology.

–          Reforma del Código Penal

ENTREVISTA A PILI MALAGARRIGA EN HOSTELTUR

hosteltur

Según Pili Malagarriga, socia directora de la consultora SegundoMundo

La RSC hotelera, antídoto contra la oferta ilegal de alojamientos

Saber comunicar las iniciativas de responsabilidad social de los hoteles es clave

La competencia desleal que ejerce el P2P contra los hoteleros (ver ‘A vueltas con el P2P en el sector del alojamiento’, publicado por HOSTELTUR noticias de turismo) es el gran quebradero de cabeza para estos empresarios, a quienes Pili Malagarriga, socia directora de la consultora Segundo Mundo, aconseja comunicar las iniciativas que llevan a cabo de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) como herramienta competitiva.

Continúa leyendo ENTREVISTA A PILI MALAGARRIGA EN HOSTELTUR

MEDIR LA RSE: CLAVE PARA COMUNICAR, CONCIENCIAR Y MEJORAR

 

Triple Resultado: económico, social y medioambiental.
Triple Resultado: económico, social y medioambiental.

Medir lo que hacemos en RSE es imprescindible para ponerlo en valor y comunicarlo a nuestros grupos de interés.

La información acerca de la RSE de una compañía suele explicarse en las llamadas MEMORIAS DE SOSTENIBILIDAD que contienen toda la información relativa a las dimensiones de RSE acompañadas cada una de ellas de los indicadores de desempeño y sus fuentes de verificación.

Estas memorias pueden hacerse con formato libre o bien utilizando Estándares elaborados para ese fin. Entre los más conocidos a nivel internacional (excepto SG21, que es de ámbito español) destacan (entre paréntesis ejemplos de compañías hoteleras que siguen los dos más recomendados):

 –          Pacto Mundial de Naciones Unidas

http://www.pactomundial.org/informe-progreso)

(Hilton Int., Melia, NH, Intercontinental…)

 –          Global Reporting Iniciative, GRI

https://www.globalreporting.org/Pages/default.aspx)

(NH, Sol Melia, Intercontinental…)

 –          Integrated Reporting, IR

(http://www.theiirc.org/the-iirc)

 –          Guía Internacional ISO 26000

http://www.iso.org/iso/iso_26000_project_overview-es.pdf

 

–  AA1000 de AccountAbility

 http://www.accountability.org/images/content/3/5/357.pdf

 –          Norma SG21 de Foretica

http://sge21.foretica.org

 Desde SegundoMundo te recomendamos especialmente el GRI (Global Reporting Iniciative), una ONG reconocida internacionalmente y que pone a disposición de forma gratuita su Marco para la elaboración de memorias y sus guías completísimas y adaptables a cada situación de empresa.

Además, en su última versión (G4) está alineado con: el Pacto Mundial de NNUU, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los Principios Rectores de Empresa y Derechos Humanos de Naciones Unidas, las Directrices de la OCDE para empresas multinacionales y la CDP (Carbon Disclosure Project, una organización internacional, sin fines de lucro que proporciona el mayor y más completo sistema global de divulgación ambiental).

 SegundoMundo ha participado recientemente en el curso de formación certificado GRI G4 para la elaboración de memorias,  te asesora sobre el estándar más adecuado para tu empresa y te guía en todo el proceso para la elaboración de la memoria de sostenibilidad.

Para ver Guía GRI G3 en castellano, ir al enlace: https://www.globalreporting.org/resourcelibrary/Spanish-G3-Complete.pdf

(Ver indicadores de desempeño en pag 27).

 UNA NUEVA NORMA EUROPEA EXIGE EL REPORTE NO FINANCIERO

El pasado mes de abril, el Pleno del Parlamento Europeo aprobó una nueva norma comunitaria que exigirá reportar sobre la información no financiera a las compañías que cumplan uno de estos requisitos: más de 500 empleados, facturación superior a 40 millones de euros o que sumen un balance total de 20 millones de euros.  La previsión de entrada en vigor en España no será antes de mayo 2016, pero constituye ya una llamada de atención sobre la necesidad de que las empresas informen sobre sus impactos en materia de derechos humanos, sociales, ambientales, políticas de igualdad en órganos de gobierno y dirección, medidas de conciliación personal, políticas anti-corrupción, diálogo con las comunidades locales, emisiones de gases efecto invernadero, consumos energéticos, entre otros asuntos. Esto significa, por ejemplo, que las empresas deberán explicar en su informe anual cuánta de su producción proviene de Bangladesh o cuáles son los vertidos y las comunidades que se han desplazado en una nueva zona petrolífera.

Los expertos lamentamos que la propia norma no exija medidas de garantía significativas sobre la veracidad de la información y que sea cada Estado miembro el que establezca el grado de revisión externa a que deberá ser sometido el informe.

Esta norma, de gran valor pedagógico, pretende exigir TRANSPARENCIA A LAS COMPAÑÍAS SOBRE LO QUE HACEN Y SUS IMPACTOS EN CUALQUIER PARTE DEL MUNDO.

PACTO MUNDIAL DE NACIONES UNIDAS Y PYME: IDEAL PARA INICIARSE EN LA RSE

Código Ético y de Conducta, estándar de referencia mundial. El Pacto Mundial de Naciones Unidas o Global Compact, es la mayor iniciativa voluntaria y mundial de Responsabilidad Social Empresarial. Promovida por Kofi Annan en el Foro de Davos de 1999, promueve implementar 10 Principios universalmente aceptados en las áreas de Derechos Humanos, Normas Laborales, Medio Ambiente y Lucha contra la Corrupción en las actividades y la estrategia de negocio de las empresas. 

Cuenta con más de 10.000 entidades firmantes pertenecientes a más de 145 países; en España están adheridas 2.522 entidades, de las cuales el 12% son grande empresas, el 75% son PYME y el 13% son otro tipo de entidades (tercer sector, sindicatos / asociaciones empresariales e instituciones educativas).

 ¿Cuáles son sus principales ventajas?

–   Al estar impulsado por las Naciones Unidas, cuenta con materiales de apoyo,  sensibilización y recursos avanzados y útiles.

–  Instrumento reconocido mundialmente como de referencia básica en materia de RSE.

– Cualquier organización puede adherirse: empresas (sin importar tamaño, ni número de trabajadores), ONG, sindicatos, patronales, clústers empresariales, instituciones académicas y organismos sociales.

– Pone de manifiesto el compromiso de la empresa por seguir sus 10 Principios éticos y de sostenibilidad, convirtiéndose en su Código Ético y de Conducta.

– Constituye un recurso de comunicación de RSE apoyando la buena imagen y reputación.

– Contribuye a diagnosticar y poner en valor lo que las empresas hacen en materia de RSE pero que no está identificado ni comunicado como tal.

–  Los costes de adhesión y de gestión son bajos y suelen existir subvenciones ICO u otras.

– El requisito para la adhesión es el compromiso de la alta dirección en asumirlo y elaborar anualmente el informe de progreso[1].

–  La adhesión implica ser miembro de la Red Española del Pacto Mundial, una de las más activas del mundo y, como tal, permite compartir experiencias, formaciones, e iniciativas, tanto propias de la Oficina del Pacto como de sus miembros (ver por ejemplo, iniciativa recién lanzada http://www.pactomundial.org/presentamos-el-programa-pymes-solidarias-en-el-csr-spain-2014/

– No es preciso ser un experto para realizar el informe de progreso y la oficina de la Red Española del Pacto Mundial cuenta con profesionales de apoyo que resuelven todas tus dudas.  

–  Existe una herramienta de gestión para elaborar el Informe de Progreso paso a paso de forma muy fácil y didáctica.

– El informe de progreso puede hacerse en formato libre (siempre que cumpla unos mínimos) o puede aportarse la memoria de sostenibilidad.

–  El Global Compact pone a disposición de sus firmantes otras iniciativas y plataformas de acción internacionales como:

¿Y los inconvenientes?

   No hay un supervisor o certificador independiente que garantice que la información que contiene haya sido comprobada.  

– Para ser miembro continuado, es necesario renovar anualmente el compromiso de adhesión, elaborar el informe de progreso y pagar la cuota correspondiente.

Desde SegundoMundo recomendamos esta iniciativa a las PYME y a las grandes empresas puesto que es un recurso interesante para aprender, iniciarse, poner en valor, organizar y planificar todo lo relativo a la RSE y la sostenibilidad.

SegundoMundo te puede ayudar en todo el proceso de adhesión al Pacto Mundial: formación, comunicación (interna y externa), elaboración del informe de progreso, planificación de la estrategia RSE a corto/medio/largo plazo e implementación.

 
Para consultar organizaciones miembro, informes de progreso y toda la información: