SI LA DIRECCIÓN NO ESTÁ CON LA RSC: LA RSC MUERE

“Si la Dirección no está, la RSC muere”, entrevista a Enrique Aranda, General Manager de Meliá Barcelona Sarriá 5*, Meliá Barcelona Sky 4* y The Level at Melia Barcelona Sky 5*

Enrique me recibe con un abrazo de esos que transmiten cariño y buenas energías, baja de una mini-fiesta sorpresa que le ha montado el personal de los tres hoteles que dirige porque hace un año que llegó a Meliá, está contento, transmite paz y confianza en su mirada.

El objetivo de mi entrevista es conocer cómo lo que leo en la memoria integrada de Meliá Hotels International (recomiendo su lectura),  apartado RSC, se traduce en el “vivo y en directo”.

¿Cómo se gestiona la RSC en vuestros hoteles?

Hemos creado un comité interhotel que se ha autollamado “Smile for a future” en el que los empleados participan voluntariamente, un equipo que está de tu a tu, sin jerarquías y que se reúne mensualmente para proponer, planificar, organizar y evaluar los proyectos.

Participar en estos programas es un regalo para mí y animo a todo el equipo a hacerlo, estar juntos en los talleres con “nuestros niños”, servir a las personas que acuden a los comedores sociales una vez al mes, juntarnos para un fin solidario, nos une como equipo: es un teambuilding como la copa de un pino y genera un sentimiento de orgullo de pertenencia enorme.

¿En qué líneas centráis vuestra Acción Social?

Las temáticas están bien definidas y canalizadas a través de Fundació Trinijove:

  • Infancia y juventud: Los empleados se implican voluntariamente en diferentes proyectos que impulsa esta fundación. Por ejemplo, la organización de talleres de manualidades y/o lúdicos para los niños del barrio de Trinitat Vella, van acompañados de merienda; mañana les llevamos churros con chocolate. Para los jóvenes del barrio, miembros del equipo de futbol sala que ha creado la fundación como elemento de cohesión y fomento de valores organizamos actividades, hace unas semanas fuimos al museo del Barça.
  • Personas en riesgo de exclusión social: contratamos a F. Trinijove para la recogida selectiva de residuos de los dos hoteles y participamos en el programa de menús solidarios de Rotary Club: donamos 50 menús semanales a comedores sociales y también vamos a ayudar a servirlos.
  • Inclusión social, accesibilidad: en colaboración con ESADE estamos estudiando diseñar una habitación adaptada para personas con autismo en el marco del proyecto con Vueling “Alas para el Autismo” y colaborar con ellos como abanderados en el barrio de les Corts y por qué no de la ciudad de Barcelona para este proyecto tan bonito.
  • Medio Ambiente: gestionamos campañas de recogida de residuos como la realizada la semana pasada en Collserola.
  • Iniciativas solidarias para sensibilizar y para recaudar fondos: como la la “bikinada solidaria”: Caprabo donó los ingredientes e invitamos a todo el barrio a participar: cada bikini costaba 2€ y los beneficios se donaban a la F. Trinijove. Con esta acción ayudamos también al negocio: nos abrimos al barrio y damos a conocer nuestro compromiso con la sociedad y, a la vez, promocionamos nuestro restaurante.

¿Cómo involucráis al cliente en estas acciones?

En Navidad, montamos el Árbol Solidario donde todos, clientes y empleados, estamos invitados a donar un regalo para los niños que atiende la F. Trinijove. Además, en el marco de nuestra alianza con Unicef, incluimos en cada factura 1 € destinada a esta organización.

¿Cómo rendís cuentas a vuestros clientes de ese donativo?

A través de las RRSS y notas de prensa, difundimos el destino de esos fondos y explicamos el proyecto de Unicef al cual se han dedicado.

¿A qué crees que se debe el éxito del modelo de gestión de la RSC que estáis poniendo en práctica?

En primer lugar a la implicación desde arriba: si la dirección no está involucrada en la RSC, se muere. Nuestro equipo de RSC corporativo, nos da libertad para proponer y hacer, siempre y cuando esté de acuerdo con el marco de modelo de compañía; en segundo lugar, Meliá tiene integrada la sostenibilidad a nivel de negocio: en 2015 nuestro informe de gestión ya integra la sostenibilidad en su rendición de cuentas y por último, el trato es muy cercano, no establecemos jerarquía, estamos de tu a tu formando un equipo. Y, por supuesto, la base del negocio se fundamenta en los criterios de responsabilidad, ética y sostenibilidad: el fundamento para ser creíble, coherente y generar confianza a nuestros empleados, clientes y a la comunidad local en la que estamos.